Época oscura de los sueños

Si te interesa saber más sobre el mundo de los sueños lee esto y apuntate en el formulario de la derecha.

La censura de los interpretadores de sueños y su resurgimiento:
Este tipo de actividades cayó en desuso, o como se he titulado este texto » la censura de los interpretadores de sueños y su resurgimiento» sucedió fundamentalmente a causa de que la religión oficialmente establecida empezo a perseguir a los oniromantes (amantes de la interpretación de sueños).

Éste hostigamiento alcanzo su punto máximo de apogeo en la Edad Media, cuando se quemaba sin piedad a todos aquellos que se atrevían a interpretar los sueños, ya que se consideraba que eran brujos.
La iglesia persiguió a estas personas en aquella época, hechos que podemos comprobar en la documentación que al respecto a llegado hasta hoy. La iglesia pensaba que igual que los sueños podían provenir de Dios, también podían ser provocados por el Demonio.

No fue otra la postura de la iglesia protestante, ya que Lutero estaba firmemente convencido de que los sueños tenían inspiración diabólica, a causa de que él tenía constantes pesadillas que emanaban de sus miedos, pero él no lo sabía.

Pero esta opinión no prevaleció por mucho tiempo y en el siglo XVII los luteranos no prestaban ya ninguna atención a ese tipo de manifestaciones.

Llegamos al Renacimiento, un periodo que supuso un importantísimo resurgimiento en las artes y en las letras. Gracias a que la mentalidad se volvió más abierta y que los condicionantes culturales se hicieron menos restrictivos, nos enteramos que empezaron a surgir de nuevo oniromantes, es decir, estudios de los sueños.

Hay que tener en cuenta que es en este periodo precisamente cuando se recupera a partir de una traducción del árabe, el hasta entonces perdido manuscrito de Daldis.

En los siglos XVIII y XIX, ya se daba otra vez gran importancia al significado de los sueños y varios autores se dedicaron a su estudio (Abercrombie, Maudle), que pensaban que la interpretación de los sueños podía ser útil a las personas por la información que contenían.

Pero hasta finales del siglo XIX no se realizó un estudio científico de los sueños, que es el que os comentaba hace algunos días, ‘’La interpretación de los sueños’’ de Sigmund Freud. Esté fue el estallido para que se volvieran a interpretar los sueños con total entusiasmo, un periodo en el que se descubrieron muchísimas cosas e importantes, acerca de los sueños y su significado, y por suerte han llegado hasta nuestros días.

Ir al diccionario de sueños.

Deja una respuesta

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *