Dios

Soñar con Dios suele acarrear complejos de culpabilidad, aunque si le estamos rezando nos presagia un futuro lleno de serenidad y con gran primacía de nuestra vida interior alejada de los problemas del mundo, mientras que si le ofendemos nos encontraremos en graves dificultades.

Deja una respuesta

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *